Siguiendo con el símil de Mátrix, donde Neo después de tomar la pastilla roja, al descubrir la realidad, transcurre por un periodo de dolor y desconcierto, cuando decides quitarte la máscara, de la misma manera, también vivirás momentos desconcertantes.

Responsabilidad frente al victimismo

Photo by Clem Onojeghuo on Unsplash

Asumir que nosotros somos los únicos responsables de nuestra realidad, significa no poder escudarnos en los otros, por los resultados obtenidos en nuestra de vida. Clic para tuitear

Cuando te pasas la vida buscando al amor de tu vida y una tras otra, parece que todas tus parejas que cojean de la misma pierna, demostrando que el ser humano es el único animal que tropieza 2 veces con la misma piedra.

Lo más fácil es maldecir que tod@s los hombres/mujeres son iguales, cuando la realidad es que eres tú, con tu actitud, quien atrae a ese tipo de personas.

O cuando trabajas en algo que no te llena, o incluso cuando estás en el paro, lo mas sencillo es culpar de tu situación a los políticos y empresarios, en lugar de asumir tu responsabilidad en tu situación laboral, a través de las decisiones que has ido tomando a lo largo de tu vida.

Sobre esto hablaré más extensamente en próximas publicaciones, que se que más de uno estará poniendo el grito en el cielo con lo que acabo de decir.

Evidentemente que las circunstancias que se te van presentando en la vida, facilitan o dificultan tu situación, pero la última ratio es tu decisión al respecto de estas circunstancias.

Entierra el victimismo

Photo by Wendy Scofield on Unsplash

Dejar atrás el victimismo para abrazar la responsabilidad, es muy incomodo pero a la larga, este cambio en tu actitud frente a lo que se presenta en la vida, te traerá paz interior.

Cuando asumes definitivamente, que tu eres el responsable de la vida que llevas, te da la tranquilidad que, aunque haya momentos de dificultades, el único que lleva las riendas de tu vida eres tú, y aunque a veces puedas desviarte de tu camino, siempre sabrás como volver a la senda de la serenidad.

El victimismo cuarta la expresión de todo muestro potencial, ya que nadie mejor que uno mismo para llevar a buen puerto la nave de nuestra vida.