En relación a los 4 planos que conforman nuestro ser, hablados en la publicación El Camino de la felicidad, vamos a tratar el aspecto, que para muchos, seguramente sea el que menos influencia puede tener para el autoconociento y el desarrollo personal, el aspecto físico.

Energía para estar presente

Photo by Hal Gatewood on Unsplash

En el siglo I, dentro de los poemas satíricos del autor romano Juvenal, ya quedaba reflejado la importancia del aspecto físico y la conexión, de este con la mente, “Ment sana in corpore sano”.

Si hemos asumido la intención de fomentar el autoconocimiento y el desarrollo personal, vamos ha necesitar mucha energía.

Estar presente, viviendo el aqui y ahora, nos va a consumir mucha energía, ya que necesitamos estar muy atento a como reacciona nuestra mente.

Si tampoco te has comprometido firmemente, que sepas que los conflictos emocionales, el victimismo o los pensamientos negativos, consumen más energía aún.

Por lo tanto, evitar estas ultimas situaciones negativas, ya nos proporcionara una optimizacion de la energía que disponemos.

Comer bien y Descansar lo suficiente

Photo by Brooke Lark on Unsplash

A parte de esto, los 2 pilares básico para tener más energía, son la alimentación y el descanso.

El descanso ha de ser tanto físico como mental, porque ya hemos visto que la mente con un sistema operativo no actualizado, nos va a hacer derrochar mucha energía.

En el descanso físico, la Fundación Nacional del Sueño de Estados Unidos ha publicado recientemente que a partir de los 18 años las horas recomendadas de sueño, son de 7 a 9. ¿Cuantas duermes tu? Porque yo reconozco que raro es el día que lo consigo.

En cuanto a la alimentación, no esperéis que os diga el menú semanal para tener las pilas cargadas a tope, ya que no soy experto en el tema ni mucho menos.

En la sociedad, del ultra consumo y la inmediatez, en la que vivimos, hemos pasado de comer nutrientes a comer productos procesados.

En la sociedad del placebo en lugar de la felicidad real, hemos pasado de buscar el beneficio para nuestro cuerpo por el placer de comer productos que satisfagan a nuestro paladar.

Hemos de pasar de comprar nuestros alimentos en el supermercado, a comprarlos en el mercado.

Tampoco me refiero a ser un talibán de la alimentación, y no poder disfrutar de un “pecado” culinario. Pero si ser consciente que cuando comamos algo que no sea sano, nuestro, cuerpo lo va anotar y va a reaccionar a ello.

Si te comes un Big Mac al més no va a pasar nada, pero si lo comes cada día, solo has de ver la película Super Size Me.

Como tantas veces, solo hemos de echar la vista atrás y escuchar lo que decían los sabios de la época, como decía Hipocrates “Tu alimento sea tu medicina”