Esta frase pronunciada por el profeta Jesús de Natzaret, ha sido utilizada de una manera totalmente sesgada e interesada.

Esta frase como muchos sabréis, continua con COMO A TI MISMO.

La mayoría de nosotros conocemos la frase, pero eso no significa que la entendiéramos, o más bien, no nos la explicaron bien en las clases de religión o en catequesis.

EGOÍSMO POSITIVO

Photo by Tim Marshall on Unsplash

La iglesia ha viciado esta frase, dando mucha más importancia a la primera parte, obviando lo importante que es la segunda parte, especialmente para la búsqueda de la felicidad personal.

La sociedad ha admitido e inculcado, a las nuevas generaciones, que quererse a uno mismo, está mal y es egoísmo.

Según nos han vendido, lo importante es amar a los demás, dejando de lado nuestra propia felicidad.

Si bien es cierto que amar a los demás e intentar ayudar al prójimo, es fundamental para llevar una vida feliz, no es menos cierto que si no sabemos amarnos a nosotros mismos, es imposible amar a otro.

Como es lógico, solo podemos dar aquello de lo que disponemos, y si no nos queremos, es imposible que tengamos la capacidad de querer a los demás.

APRENDER A QUERERNOS

Debido a la estigmatización, que durante siglos, ha tenido el concepto de quererse a uno mismo, muchos de nosotros somos incapaces ello por desconocer como hacerlo.

Pues bien, si queremos saber como querernos, solo hemos de cambiar el orden de la frase que titula este artículo, ámate como amas al prójimo.

El problema es que, como la mayoría de nosotros no sabe como quererse, tampoco sabe lo que es realmente amar a los demás.

Amar, no significa decirlo ni comprar regalos, sino que significa demostrarlo, y para ello hemos de cuidar las relaciones con esas personas y por extensión, con nosotros mismos.

Los factores a trabajar, y que harán que cuidemos las relaciones con las personas que queremos, ya sea, pareja, familia, amigos o nosotros mismos son el tiempo y el cariño.

DEDÍCATE TIEMPO

Dedícate tiempo

Photo by Collin Hardy on Unsplash

Para querernos, hemos de dedicarnos tiempo para nosotros, sea cual sea nuestra situación personal, ya sea soltero o con mujer e hijos, como es mi caso, es imprescindible dedicarnos tiempo para nosotros.

Nos hemos de dedicar tiempo para hacer cosas que nos apasionen y nos den buenas energías.

Tiempo para cuidarnos, y así optimizar nuestra energía, en mi caso hacer un poco de ejercicio y meditación, forman parte de la rutina matinal para empezar con una buena energía el día.

TRÁTATE CON CARIÑO

Trátate con cariño

Photo by 𝚂𝚒𝚘𝚛𝚊 𝙿𝚑𝚘𝚝𝚘𝚐𝚛𝚊𝚙𝚑𝚢 on Unsplash

La mayoría de nosotros somos muy duros con nosotros mismos, y nos hablamos y nos tratamos peor que lo hacemos hacia los demás.

Hemos de empezar a valorar nuestras capacidades y nuestros logros, por pequeños que sean.

Quien no se habrá dicho, incluso en voz alta, lo idiotas que somos por equivocarnos o por no conseguir algo, pues bien, ese tipo de frases, van dejando huella como una gota malaya.

Hemos de modificar nuestro dialogo interno, y comenzar a hablarnos de manera cariñosa y positiva. Así nuestra autoestima aumentará.

SI NO TE QUIERES, NADIE LO HARÁ

Si nosotros mismos, no somos los primeros en tratarnos de una forma cariñosa, y nos dedicamos tiempo, para mejorar nuestra energía positiva, en nuestro día a día, no esperemos que los demás lo hagan por nosotros.

Si nosotros no nos queremos, trasmitimos esa energía negativa hacia los demás, y eso hará que atraigamos a gente que tienen o busca ese tipo de energía negativa.

Como dice Irene Orce, “No hay amor suficiente en este mundo, para alguien que no se quiere”