Te gustaría cambiar la manera de ser de tus familiares, amigos o conocidos?

Crees que este mundo es tremendamente injusto hacia ti, y estas esperando a que llegue tu momento en la vida?

Piensas que la suerte, el destino o Murphy están en tu contra y que los demás son los responsables del devenir de tu vida?

Crees que todo este malestar, es la causa de tu sufrimiento, y que cuando los astros se alineen tu vida será mejor y más feliz?

Pues lamento darte la mala noticia que ni los demás, ni la suerte son los causantes de tu sufrimiento, solo tú eres el responsable de él, tú y la manera como gestionas a los demás y al mundo que te rodea.

¿Cambia tu perspectiva para dejar de sufrir?

Photo by Nathan Dumlao on Unsplash

Para empezar, hay que realizar un acto muy simple, pero no por ello fácil y ya que requerirá trabajo diario y constante.

Hay que cambiar nuestro foco, dejar de buscar la felicidad en lo de fuera y comenzar a buscar en nuestro interior, las respuestas necesarias para encontrar la felicidad.

La realidad exterior es la que es y, te guste o no, no podemos cambiarla. Lo que si esta en nuestra mano, es cambiar el modo que percibimos esa realidad.

La realidad es neutra, lo que le da el carácter de buena o mala, es la manera que tiene cada individuo de interpretarla Clic para tuitear

Alguien que lea este artículo puede pensar que es interesante, mientras que otra persona leyendo el mismo artículo piense que no son más que bobadas. No existe una única realidad, sino tantas como personas existen.

Y que hace que la percepción de un mismo hecho, pueda ser diferente, principalmente tus creencias y valores.

Dejar de sufrir aunque sintamos dolor.

https://pixabay.com/photo-513525/

La focalización hacia tu interior puede evitarte el sufrimiento pero no el dolor, ya que este forma parte de la condición humana, mientras que el sufrimiento es una creación de tu mente.

El dolor que puede causar la perdida de un ser querido o una grave enfermedad es inevitable, y como todo dolor precisa de un tiempo de duelo, eso si, una vez transcurrido ese periodo necesario cuando continúas lamentándote y maldiciendo al mundo por tu mala suerte, aparece el sufrimiento.

Pero cuando asimilas que la realidad, aunque duela, es la que es y no podemos hacer nada por cambiarla, el sufrimiento desaparece.

Y porque es beneficioso eliminar el sufrimiento, principalmente porque sentirlo no nos va a ayudar a superar nuestra situación y porque, ahora viene lo gordo, padecerlo de manera prolongada genera enfermedad en tu cuerpo y en tu mente.

Sobre esto hablaremos de una forma sencilla, ya que no soy un experto del tema, en el siguiente artículo.