Que significa estar en crisis

Photo by Suzanne D. Williams on Unsplash

El término crisis tiene enormes connotaciones negativas arraigadas a él. Normalmente pensamos en las crisis, como momentos de punto y final, como si después de ella el juego se acabara. GAME OVER.

Las crisis en realidad son punto y aparte. Son oportunidades que se nos presentan para evolucionar y cambiar aspectos de nuestra vida, con los que no estemos alineados.

Es como si un  gusano, cuando entra en su proceso de crisis, y entra en su crisalida, pensara que se acabó todo , cuando en realidad, eso es el inicio de una etapa en su vida, donde después de pasar por el momento de crisis, evoluciona y se transforma en otro ser.

Si bien es verdad que la tercera acepción de la RAE sobre la palabra crisis, habla de situación mala o difícil.  En su acepción primera, se nos expresa la crisis, como un cambio profundo y de consecuencias importantes en un proceso o situación, o en la manera que estos son apreciados.

Pues bien, según esta definición, estar viviendo una crisis no es más, que el momento en el que se producen cambios profundos e importantes en alguno de los procesos vividos.

No es una crisis sino un cambio

Photo by rawpixel on Unsplash

Varios expertos financieros, están pronosticando para más o menos el año 2020, una nueva crisis económica, de características similares que la del año 2008.

Los más osados, como Niño Becerra, defienden que la crisis de la década pasado, aún no se ha finalizado y que hasta el 2025, no empezaremos a salir de ella.

La visión de estos últimos, no anda muy desencaminada de la teoría que defienden filósofos como Borja Vilaseca o Raimón Samsó.

Según esta teoría, los momentos de incertidumbre que estamos viviendo, no han hecho  más que empezar como aquel que dice, al igual que la teoría del Sr. Becerra, con la diferencia que el ámbito al que influyen estas situaciones, no responden únicamente al financiero sino a todos los ámbitos de la sociedad.

Cuando, en un sistema capitalista como el que vivimos, se tambalean los cimientos financieros, como ocurrió a nivel global allá por el los años 2007-08, es cuando todo el mundo se echa las manos a la cabeza.

Una era con fecha de caducidad

Photo by Kevin Folk on Unsplash

La mayoría de nosotros, como decía anteriormente, hasta que no nos ha afectado a nuestros bolsillos, no hemos sido conscientes de la situación global, de gran parte del planeta.

Pero antes de esta supuesta crisis económica, se han ido produciendo diferentes retrocesos en algunos aspectos sociales, como pueden ser los valores, la sostenibilidad,o incluso la ecología.

A nivel ecológico y de sostenibilidad, los expertos nos van informando de lo negativo que es el sistema ultracapitalista basado en el hiperconsumo y la obsolescencia programada.

El planeta es finito, en cambio los niveles de desechos y productos consumidos para mantener este tipo de sistema propio de la era industrial, parece no tener fin.

Este mismo sistema deshumanizado, es el que alenta la creencia de que somos el único ser inteligente en el planeta, olvidándonos de la convivencia obligada con el resto de seres vivos del planeta, como ejemplo esos rinocerontes que han de ser escoltados 24 horas al día para evitar su extinción.

Los mismos que mataríamos por alguien a quien no conocemos, solo por compartir lugar de nacimiento, mientras que si los otros viven a miles de km, ya pueden morirse de hambre o por una guerra, que ande yo caliente.

El mismo sistema, en el que algo tan importante como es la alimentación, está totalmente pervertida por el capitalismo, otrogando propiedades a los alimentos a razón de quien subvenciona más.

La era industrial, con sus contratos fijos, sus hipotecas y sus creditos personales, como medio para conseguir un buen estatus, tiene los días contados, ya que con ellos los únicos beneficiados son los actores principales del sistema.

Inicio de la era del conocimiento

El cambio de era se va a producir si o si, y se producirá o bien de manera paulatina a medida que los componentes de la sociedad vayan asimilándolo o de una manera apocaliptica, a traves de un desplome general del sistema capitalista.

En esta nueva era, el dinero y el capital, no dejarán de ser importantes pero no será el fin de todo.

Una era en la que aceptaremos que para que nosotros evolucionemos, será imprescindicle ocuparnos de nuestro planeta y del resto de seres que conviven con nosotros.

Y una era en la que los alimentos, como fuente principal de nuestra energía, dejará de ser visto únicamente como un negocio.

En esta nueva era, lo importante será ayudar y dar antes que recibir. El egocentrimo de la era industrial, dará paso a la solidaridad de la era del conocimiento.

En esta nueva era, descubrir tu pasión y como ayudar con ello a los demás, será sinónimo de éxito.