Crisis familiar

No hay texto alternativo automático disponible.

Para empezar, quisiera entonar el mea culpa, ya que la semana pasada no hice ninguna publicación en este blog.

La verdad que el motivo podríamos decir que es de causa mayor, ya que se trata de una crisis familiar que hemos tenido que lidiar.

A principios de semana, debido a unos problemas a la hora de caminar y al hacer sus necesidades, tubimos que llevar a nuestro perro Neo al veterinario para realizarle unas pruebas.

El resultado de estas no pudo ser peor, ya que nos dijeron que tenía un tumor muy grande e iintratable en la zona pélvica, así que para evitar que sufriera, tomamos la decisión de sacrificarlo.

Os puedo asegurar, que no me imaginaba que esta pérdida pudiera causarme tanto dolor, pero así ha sido.

Si se cierra una puerta,..

Después de lamentarme y llorar una cuantas veces, ha llegado la hora de lamerse las heridas e intentar encontrar los aspectos positivos de esta situación.

El primero de todos, es que ha servido para darme cuenta de lo mucho que lo quería, ya que, después de más de 10 años en la familia, había momentos que pensaba que nuestra vida sería más comoda y tranquila sin una mascota.

Esta creencia es debida a la vorágine en al que vivimos en las sociedades occidentales, y que hacen que busquemos comodidad y conseguir resultados cuanto antes mejor.

He decidido, después de esto, disfrutar de cada momento con mi familia y amigos, lo verdaderamente importante en la vida.

Vivimos inmersos en una rueda de hamster gigante, donde como dice el Dalai Lama:

Vivimos tan ansiosos por el futuro que no disfrutamos el presente, el resultado es que vivimos como si no fueramos a morir, por lo que morimos sin haber vivido realmente nunca Clic para tuitear

Otro de los aspectos positivos que he podido sacar de esta desgraciada situación, es que me ha servido como una enorme bofetada para espavilarme.

He tomado la decisión de pensar menos y pasar más a la acción, ya que por muy brillantes que sean las ideas sino se llevan a cabo no son nada.

Cuando pensamos, documentamos, planeamos en exceso, entramos en la denominada parálisis por análisis.

Nunca se está lo suficientemente preparado para hacer algo nuevo, ya que la experiencia empírica, es lo que realmente te da el conocimiento.

A través de los diferentes canales, os mantendré informado de las acciones que tomo y de los resultados que vamos obteniendo de ellos.

Para finalizar, una reflexión que ya he comentado alguna vez, pero que viene como ni pintada , como dice Victor Küppers:

Lo más importante en la vida, es que lo más importante sea lo más importante Clic para tuitear