Todo gran viaje, empieza por un primer paso

Photo by rawpixel on Unsplash

Después de tomar la decisión, tan importante para el destino de mi vida, de buscar ayuda de un “profesional”, me dirigí a una clínica psicológica cualquiera, en la que debían haber unos 10 profesionales, y afortunadamente fui a dar con el gran Pep de Ribot.

Cada vez estoy más convencido de que las cosas que te pasan, ocurren por algún motivo, algunos lo llaman destino, otros karma, pero a mi me gusta más la idea de que la vida, en su inmensa sabiduría nos brinda lo que necesitamos en cada momento.

Después de varios meses y visitas, en la que hablamos de lo humano y prácticamente de lo divino, y tras observar mis caquitas emocionales, Pep me recomendó que me leyera el libro Encantado de conocerme.

Como ya os dije, era un devorador de libros de autoayuda, bueno en realidad sigo siéndolo pero ahora con un paladar mucho más exquisito, por lo que pensé que sería otro libro más, así que en lugar de leérmelo decidí informarme sobre su autor.

Al investigar, encontré varias conferencias impartidas por el escritor, Borja Vilaseca, y sin pensarlo me decidí a ver una.

Y ya nada fue igual

Photo by Lesly Juarez on Unsplash

Pues bien, después de ver ese vídeo se produjo en mi interior algo, algunos lo llaman despertar, otros ver la luz, a mi me gusta explicarlo como un click en mi mente, o como dice el propio Borja mi primer orgasmo emocional.

Algo así, como si alguien me hubiera quitado una venda de los ojos, que no me impedía ver pero si me distorsionaba la realidad.

Este click es un simple cambio de perspectiva, pasar de pensar que la felicidad depende de los demás y de lo externo, a asumir que el único responsable de tu vida y por lo tanto de tu felicidad, eres .

Y aunque sea simple, porque no depende de nadie más que de ti para dar el paso, es difícil, porque supone asumir que el responsable último de tu vida, con todo lo “bueno” y todo lo “malo” que hay en ella eres .

Y que es lo que dice el gran Borja Vilaseca, la realidad es neutra, que al igual que hay quien lea esto y piense que es un escrito interesantísimo, habrá quien al leer las primeras líneas decida no seguir, ya que piensa que soy un flipao vende humos.

Cada uno de nosotros tenemos la libertad última de decidir como tomarnos las cosas que nos ocurren en la vida, y esta decisión determinará nuestro grado de sufrimiento.

La vida, la realidad, lo externo a nosotros no podemos cambiarlo, y si lo intentamos es cuando viene el sufrimiento, lo que si podemos controlar es como gestionamos lo que nos ocurre y lo que la vida nos pone en nuestro camino.

Esto viene muy relacionado con el segundo orgasmo emocional que viví desde el descubrimiento de Borja Vilaseca, espero que mi mujer no se ponga celosa!

Pero de esto escribiré la semana que viene.

 

Photo by Frida Aguilar Estrada on Unsplash