Después de las, siempre merecidas vacaciones navideñas, toca hacer recapitulación del año al que hemos dado carpetazo y realizar lo propósitos para el año que acaba de empezar.

DESTINADOS AL FRACASO

No conseguir nuestros objetivos

Photo by Madelon 🇫🇷 on Unsplash

Cada 1 de enero, la mayoría de nosotros nos ponemos los nuevos propósitos a conseguir en el nuevo año, los más comunes suelen ser, dejar de fumar, perder peso o ir al gimnasio.

Y a pesar que seguro que hay algún, casi espartano, que consigue sus metas, la mayoría de nosotros antes de acabar el primer trimestre del año, ya lo hemos dejado aparcados.

Y porque es tan habitual que nuestros objetivos, acaben el baúl de los recuerdos? porque no nos ponemos objetivos SMART, que no tiene nada que ver con el mundo del automóvil.

QUE SIGNIFICA OBJETIVOS SMART?

Se trata de un acrónimo de origen anglosajón. Y se utiliza para definir a como deben ser los objetivos que nos marcamos, para que estos sean más efectivos y podamos conseguirlos.

S. De específico.

Los objetivos que nos marcamos han de ser lo más detallados posibles, así nos será más sencillo, llevar un control de nuestros resultados.

No es lo mismo decir: “voy a empezar a ir al gimnasio”, que decir: “voy a empezar a ir al gimnasio 3 días a la semana, al salir del trabajo”.

M. De medible.

Pon números a tus objetivos

Photo by Iryna Tysiak on Unsplash

Los números rara vez engañan, por lo tanto si cuantificamos nuestro objetivos, hará que sea más sencillo llevar un control de los resultados que vamos obteniendo durante todo el proceso de consecución.

No es lo mismo decir: “quiero bajar de peso”, que proponerse perder 5 kilos.

A. De alcanzable.

Aunque es positivo y estimulante, que nuestros objetivos tengan cierto carácter de reto, pero si nuestros intenciones son inalcanzables, ya sea por carencia de conocimientos o habilidades, acabará apareciendo la frustación.

Si nos proponemos participar antes de acabar el año en un iron man, y hace años que no hacemos nada de ejercicio, no hace falta que os diga si conseguiremos ese objetivo.

R. De realista.

Un término bastante similar al anterior, a veces con la emoción del conseguir un objetivo deseado, y la sobrestimación que a veces tenemos de nosotros mismos en periodos relativamente cortos.

Porque si nos proponemos perder 20 kilos en 2 meses, pues seguramente no consigamos nuestro objetivo.

T. De en tiempo.

Ponte límites de tiempo

Photo by Brooke Lark on Unsplash

Ponernos unos plazos de tiempo para conseguir nuestros objetivos, nos ayuda, tanto para saber como van nuestros progresos, como para evitar que aparezcan las prisas, que nunca son buenas consejeras, como la procrastinación.

* bonus track

Otro factor importante de cara a conseguir nuestros objetivos, ya sean de principio de año como en cualquier momento, es fragmentar nuestros objetivos finales en miniobjetivos.

De esta manera, además de hacer más sencillo controlar su evolución, tendremos más momentos para celebrar la consecución, ya que la celebración nos ayuda a mantenernos en el camino.